martes, marzo 25, 2008

CANTOS PARA EL SAGRADO TRIDUO PASCUAL


Por ANGELA MARÍN NIEBLES *

El Sagrado Triduo Pascual es el momento litúrgico más intenso de todo el año. En éste celebramos la entrega de Jesús a la muerte, por amor a todos nosotros, y el poder glorioso de su resurrección con la cual vence el pecado. El Triduo Pascual es un gran día que comienza con la celebración de la Cena del Señor (Jueves Santo en la tarde), continúa con la conmemoración de la Pasión y Muerte (Viernes Santo) y finaliza con la Vigilia Pascual (Domingo de Resurrección). Las recomendaciones para el canto y la música son las siguientes:

Misa vespertina del Jueves Santo

En ésta se celebran tres acontecimientos: la Institución de la Eucaristía, la Institución del Sacerdocio y el Mandamiento del Amor? éste último se revela en el rito del ‘lavatorio de los pies’. Después de la comunión se realiza el traslado solemne del Santísimo Sacramento al lugar de la reserva, invitando a todos los fieles a dedicar un tiempo de adoración a Jesús Sacramentado. No hay bendición final porque el gran día no ha terminado, finaliza el domingo con la resurrección.

Recomendamos programar una música festiva y llena de alegría; música que exprese el amor al cual estamos llamados todos los cristianos. Las melodías deben motivar a la vivencia de la fe y a la gozosa celebración de la Cena del Señor. El texto de los cantos procesionales (entrada, presentación de dones, comunión) debe presentar las ideas claves de los tres acontecimientos celebrados este día. Se recomienda musicalizar el salmo y la respuesta de la oración de los fieles. Los cantos sugeridos son los siguientes:

* Entrada: Pueblo de reyes, Reunidos en el nombre del Señor, Juntos cantando la alegría, Hemos venido, Subamos (Alegres en hermandad).
* Canto a la Palabra: Tu palabra me da vida, Tu palabra Señor da la vida.
* Lavatorio de los pies: Ha llegado la hora, Amaos (Como el Padre me amó)
* Presentación de dones: Amémonos de corazón, Bendigamos al Señor, Como le pagaré al Señor, Un mandamiento nuevo, Este pan y vino.
* Comunión: Comiendo del mismo pan, Donde hay caridad y amor, Pan transformado, Doce hombres, Pescador de hombres, Gracias Dios.
* Traslado del Santísimo Sacramento: Cantemos al amor de los amores.
* Hora Santa: Pangue lingua (Al Divino Sacramento), Alabado sea el Santísimo.

Viernes Santo

La celebración de este día se centra en la pasión y en la señal de la muerte gloriosa: la Cruz. No es un día de luto, sino de amorosa contemplación de la muerte victoriosa del Señor. La estructura de la celebración es muy simple y expresiva: la Liturgia de la Palabra, la Adoración de la Cruz y la Comunión. No hay rito inicial porque seguimos en el mismo día celebrando el Triduo Pascual; por lo anterior, no hay canto de entrada. El silencio premia durante toda la celebración.

El tono que se propone para este día es sobrio y meditativo, con melodías sencillas, tranquilas y que inviten a profundizar en el amor salvador de nuestro Dios. La música debe expresar el dolor por la pasión y la muerte del Señor. El texto debe resaltar el sacrificio ofrecido por Jesucristo. Debe presentar, además, un mensaje de esperanza en Dios, desde el cual se comprenda este doloroso acontecimiento que ha traído la redención de la humanidad. Los cantos sugeridos son los siguientes:

* Canto a la Palabra: En Dios pongo mi esperanza.
* Adoración de la Santa Cruz: ¡Victoria!, Tú reinaras, Perdona a tu pueblo, Venid, ¡oh! Cristianos, Por Tu agonía en el huerto.
* Comunión: No podemos caminar, Donde hay caridad y amor, Comiendo del mismo pan, Tu Sangre inocente.

Domingo de Pascua de la Resurrección del Señor

Vigilia Pascual
El tono de este día es supremamente festivo, pleno de dicha y alegría. La música debe expresar todo el gozo por la resurrección del Señor, quien ha vencido la muerte y ha otorgado la salvación a todos los hombres. El texto de los cantos debe resaltar el triunfo del Señor frente a la muerte.

Se sugiere la proclamación cantada del “Pregón Pascual” con los cirios encendidos. No se debe cambiar los Salmos que están cuidadosamente seleccionados; se invita, en lo posible, a cantar las respuestas y a proclamar las estrofas. El canto del Gloria y del Aleluya son muy importantes esta noche y todo el resto del tiempo Pascual. Los cantos sugeridos son los siguientes:

* Procesión del cirio pascual: No hay canto.
* Liturgia de la Palabra: Salmos y la antífona evangélica “Aleluya, aleluya, aleluya” que en esta ocasión es todo un salmo.
* Liturgia bautismal: Si hay bautizo o si se bendice la fuente bautismal se cantan las Letanías de los Santos? durante la aspersión del agua bendita se sugiere: Un solo Señor; Bautízame, Señor.
* Presentación de dones: Aleluya (6), el Señor resucitó; Cantad, gozad? Vive Jesús.
* Comunión: Resucitó, Cuando la aurora nacía, Que mañana de luz, El Señor resucitó, Cantad hermanos.
* Canto de suplementario de despedida: Hoy el Señor resucitó.

Misa del día:
* Entrada: Vamos cantando al Señor, Alegre la mañana, Iglesia peregrina.
* Presentación de dones: Por los niños que empiezan la vida, De manos extendidas.
* Comunión: ¿Qué has visto María muy temprano en la mañana?, Aleluya al Señor, La fiesta del Señor.
* Canto suplementario de despedida: Este es el día.

Nuevamente les invitamos a escribirnos para solicitar música y letra:
comisionarquidiocesanadeliturgia@yahoo.com

* Directora Coro Arquidiocesano y miembro de la Comisión Arquidiocesana de Liturgia - anjemani@yahoo.com

1 comentario:

GRUPO EMMANUEL (Ministerio de Música) dijo...

hay otros cantos mas propios para el triduo pascual, ademas de los sugeridos.

por ejemplo en el lavatorio, hay uno de Agustin sánchez llamado "servidores" muy propio.

se los paso si quieren.

arellanoºnav.megared.net.mx