lunes, abril 16, 2007

¿EN QUE CONSISTE LA BENDICION DE DIOS?

BENDICIÓN Y ÉXITO NO ESTÁN EMPARENTADOS

Por JUAN ÁVILA ESTRADA, Pbro.
Párroco de San Carlos Borromeo y Padre Nuestro


El Dios de nuestra fe, proclamado por Jesucristo, es el Dios de la Alianza y la promesa. Ha asegurado llenar de bendiciones a todos aquellos que le aman. “Bendito el hombre que confía en el Señor…”, dice el profeta. “Venid benditos de mi Padre…”, nos dice después Jesús.

Pero ante esta promesa de bendición que se nos repite de manera reiterada en la Biblia, ¿qué podemos entender nosotros?

No en pocas ocasiones confundimos bendición con éxito o prevención de dificultades. El cuestionamiento más grande que hacemos es por qué se nos presentan problemas si amamos al Señor, luchamos por vivir en sus sendas y oramos insistentemente día y noche.

Existe un movimiento religioso que nos ha hecho creer que quien ama a Dios y cumple su voluntad nada malo le puede pasar. Se suele abusar de la Palabra de Dios y utilizar frases como “la Sangre de Cristo tiene poder” o “me cubro con la Sangre del Señor” para pensar que de una manera mágica dicho sellamiento nos protegerá contra todo aquello a lo que normalmente se ve sometido el ser humano. Mal utilizada, la Sagrada Escritura puede ser profundamente manipuladora y hacernos creer cosas que ella no quiere decirnos, como buscar protección con el libro sagrado abierto en el Salmo 91 en la sala de la casa.

Bendición y éxito no están emparentados. Si tuviésemos que identificar los dos términos, entonces deberíamos concluir que Jesús no fue un bendecido por Dios ya que su obra fue un aparente fracaso a los ojos del mundo. También los que aman a Dios se enferman, tienen dificultades y mueren, pero no por eso vamos a afirmar que no son bendecidos por el Señor.

La bendición debe entenderse más bien como el acompañamiento que hace Dios para que, en medio de las tormentas, el barco de nuestra vida llegue a puerto seguro. Es la certeza que aunque la senda pueda ser tortuosa y llena de obstáculos, aún así todo aquel que ama a Dios y cumple sus mandatos cuanto emprenda tendrá un buen final (Cf. Salmo 1). Dios no promete que el proceso estará libre de dificultades y dolor, sino que el resultado final si hará que su gloria se manifieste y sirva para el beneficio del hombre.

No podemos pensar que el amor a Dios es un amuleto que nos protege contra todo. El mismo espíritu del mal quiso engañar a Jesús con la Sagrada Escritura cuando le citó textualmente aquel versículo del Salmo 91 donde dice que “ a sus ángeles ha dado órdenes para que te guarden en sus caminos” e invitándolo para que se lanzara de cabeza del alero del templo sabiendo él mismo que si lo hacía se estrellaría contra el suelo muriendo de manera instantánea. Dios bendice a los que le aman, él guarda sus pasos, pero no evita que haya dificultades en la vida. Así no tiene chiste la existencia. Si fuera de esta manera qué fácil sería usar su nombre y su poder abusivamente tal y como el Maligno invitó a Cristo a que lo hiciera.

Bendición de Dios no es ganar la lotería, ni vernos libres de batallas; bendición de Dios es saber con certeza que, pase a lo que pase, él siempre estará ahí para fortalecernos, para no dejarnos nunca solos, para que nuestra vida no naufrague en la tempestad. Bendición de Dios es descubrir que Cristo viaja con nosotros en la misma embarcación y aunque pueda parecer que duerme, vela por nuestro bienestar y nos anima para que no sintamos la tentación de lanzarnos al agua cada vez que sentimos se remece nuestra existencia.

Bendición es la seguridad de que Dios no saldrá corriendo dejándonos solos cuando nos vemos envueltos en el peligro. La bendición puede que no desvíe una bala que nos han disparado, pero sí es capaz de hacernos comprender, en medio del dolor, que aquel que nos disparó merece nuestro amor y nuestro perdón. La bendición puede que no alargue la vida, pero sí me enseña a vivirla mejor.

En fin, la bendición no es magia que evita cosas, sino amor que nos capacita para ser mejores hijos de Dios y hermanos entre nosotros.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Dios los bendiga, soy de Venezuela, muy bueno el artículo de la bendición. Quiero decirles que voy a usar este y todos los que pueda en el programa radial de mi iglesia, el cual tengo la responsabilidad de conducir por la gracia del Señor. Se que mucha gente será edificada a traves de sus enseñanazas... sigan adelante!!! los bendigo en Cristo.

CARMEN ELENA DIAZ dijo...

DIOS LES CONTINUE BENDICIENDO USANDO SUS VIDAS PARA BENEDECIR MULTOTUDES DE PERSONAS DE TODAS LAS NACIONES, SOY DE VENEZUELA, CARACAS. ADELANTE!!!!BENDICIONES PARA QUIENES BENDICEN

Nando dijo...

Señor JUAN ÁVILA ESTRADA
Párroco de San Carlos Borromeo y Padre Nuestro

Con todo respeto señor usted esta desenfocado y errado en el concepto que publico en el sitio web sobre el tema: En que consiste la bendición de Dios
Primero que todo hay que entender dos conceptos :
La bendición de Dios en un regalo que Dios nos da, el cual nosotros mismos decidimos si andar o no en bendición de de acuerdo a nuestros actos
Cuando tú te refieres a la frases la Sangre de Cristo tiene poder” o “me cubro con la Sangre del Señor es una oración el cual tiene mucho poder de protección y no una bendición los apóstoles de Jesucristo utilizaron el nombre de Jesucristo para sanar enfermos, echar demonios y no es mágico como tu dices, por la potestad que Dios nos ha dado de ser hijos de Dios podemos hacer milagros como sanar personas

Anónimo dijo...

Soy dominicana y ayer ocurrio el terremoto en nuestra isla, en haiti, estas palabras es justo lo que necesita escuchar mi gente.... Lo enviare, me senti muy movida al leer este articulo y me encantaria que mis amistades tengan la misma oportunidad. Gracias...

Anónimo dijo...

humm solo pareceres,, obvio DIos es dueño de todo y lo puede dar todo,,, plata éxito salud amor todo ,, el es dueño de todo , y el da estas cosas a quien le agrada.. mejor buscar como agradar a Dios,, y dejen de creerse tan perfectos iglesias q se creen santos y como no ven el poder real de Dios entonces a cualquier cosa dicen Dios dijo o el espíritu nos guía solo plata es el único espíritu q los guía. la bendicion de Dios es sin medida,, pero ustedes en su miserable mente no lo entienden,, y como no la recibimos entonces decimos q bendicion es cualquier cosa para autoconformarnos,, suerte,,

Noemi dijo...

Las bendiciones de Dios están a nuestro alrededor, puedo compartirles mi testimonio de sanidad de cancer invasivo para la gloria de nuestro Señor Jesucristo e invitarles a mi blog www.creeenjesusyserassalvo.blogspot.com

Anónimo dijo...

Muy buen enfoque, gracias por compartir...
Lastima que hay algunos aqui comentando que no han entendido muy bien las cosas. (LLegar inclusive a desear "suerte"), pero hay que orar por ellos.

Anónimo dijo...

Es lo mismo que tener o no fuerza de voluntad para lograr nuestros objetivos en la vida, si esa es la famosa "bendicion de dios" prefiero entonces mil veces tener el apoyo de mi familia y el mio propio. Ya que eso me parece mas útil y de más ayuda que estar diciendo por ahi "dios esta conmigo, dios quiso que pasara esto".

Andrea dijo...

No estoy de acuerdo con lo que dice Nando... me parece que está poniendo afirmaciones y palabras en el artículo que realmente el Párroco Avila no está diciendo. Realmente considero que es un artículo muy balanceado que no cae en extremos de ninguna índole, pues sin ser católica coincido con su posición y postura frente a las bendiciones en nuestras vidas y a la confusión que muchas personas (ojo no hablo de iglesias ni movimientos religiosos porque se da a todo nivel) tienen de que ser bendecido es ser exitoso. De igual manera la lectura me reconfortó, y me parece especial que Dios nos hable a diario a través de diferentes personas.

Anónimo dijo...

What's up mates, nice article and nice urging commented here, I am truly enjoying by these.

my web-site: The Tao Of Badass